La palabra “Ortomolecular” significa equilibrio molecular. Fue acuñada por Linus Pauling, químico dos veces ganador del premio Nobel.

La medicina ortomolecular es la que busca preservar la salud a partir del equilibrio en el medio interno y el medio ambiente.

La práctica ortomolecular es enfoque salutogénico, intenta fortalecer la salud y por eso resulta preventivo. Cuando existe enfermedad, resulta coadyuvante de los tratamientos de la medicina convencional.

Poe eso es una medicina complementaria y NO una medicina alternativa.

La psiquiatría ortomolecular nació en los años 60 con Abram Hoffer y el mismo Pauling, quienes pregonaban la cura de las enfermedades mentales mediante el uso de vitaminas, minerales y oligoelementos.  

A lo largo de las décadas la disciplina evolucionó, siendo complementaria e integrativa con la psiquiatría convencional, sobre todo en ambos extremos del proceso de atención: antes de recurrir al abordaje farmacológico, o cuando éste muestra escasa efectividad.

La evidencia científica a favor del uso de diferentes vitaminas, minerales, aminoácidos se acumulan por miles cada año. En nuestros cursos ponemos estos avances a disposición.

En tiempos en que prima el estrés, la contaminación ambiental, las dificultades para una nutrición adecuada,  la psiquiatría ortomolecular se propone como un puente entre el medio interno y el medio ambiente de la persona para mejorar su calidad de vida.